¿Qué tipo de Constitución se enmendará en Siria?

Una de las razones por que no cesan las guerras es que no se puede llegar a un acuerdo sobre el después de las guerras

¿Qué tipo de Constitución se enmendará en Siria?

¿Qué tipo de Constitución se enmendará en Siria?

Perspectiva Global 15

Prof. Dr. Kudret BÜLBÜL*

Una de las razones por que no cesan las guerras es que no se puede llegar a un acuerdo sobre el después de las guerras. Enfocarse más en el después de las guerras es uno de los caminos más importantes que podrían acabar la guerra.

Hoy en día los medios de comunicación reportan que Rusia está elaborando un borrador constitucional para Siria, y que este borrador se está negociando con los estadounidenses. El hecho de que el futuro de Siria se determine por solamente estas dos potencias, en aparición, contrarias el uno al otro, no será para el bien de los países y pueblos regionales.  ¿Asegura estabilidad en nuestra región con una constitución que concederá a los actores globales más derecho a intervenir de acuerdo con sus intereses? Por eso, los países regionales, las instituciones de pensamiento y los intelectuales deben abordar pormenorizadamente el después de la guerra al igual que la guerra.

Es inconcebible que una Constitución, que se elabora independientemente de las experiencias, valores, creencias, culturas e historias de su sociedad, no lleve paz a dicha sociedad y no solucione los problemas. Los principios de constitución básicos propuestos debajo para Siria son los principios válidos también para sociedades semejantes.

Diseño de un país gobernable o una constitución que asegurará el poder de la mayoría: Teniendo en cuenta los regímenes en el Oriente Medio, el mayor problema de estos regímenes es que no se basa generalmente en su nación y no cobra ánimo de su nación. Los regímenes, que no se basan en su propia nación y que no cobran ánimo, necesitan más elementos militares y policías en el interior y más potencias globales en el exterior contra sus propios pueblos para mantener su presencia. Por eso, una constitución debe ser una constitución que cobra ánimo de su nación y que asegura el poder de la mayoría. Una sociedad solamente puede proteger su estado y sus instituciones con una constitución que no elimina la voluntad de la mayoría. Un país solamente puede ser fuerte en el interior y exterior.

Una constitución en el que se limita el período de poder para cambiar de mano: Uno de los elementos, que empobrecen los regímenes del Oriente Medio y por lo tanto los países del Oriente Medio, es que los poderes no pueden cambiar de mano legítimamente, además de que los líderes, reyes y emiratos permanecen en el poder para toda la vida. Esta situación es la fuente de muchos problemas en este tipo de países. Primero, en estas situaciones, los poderes pierden su legitimidad social. Y los regímenes mantienen con más apoyo exterior debido a que no pueden cobra ánimo de sus propias sociedades. Y las oposiciones, que quieren cambiar el poder en su país, necesitan más apoyo de las fuerzas globales debido a que esta situación no se considera legitima. El período de poder debe limitarse absolutamente para que no se formen estas situaciones, y que el poder y la oposición rindan cuenta solamente a su propia sociedad. Un período de poder de al máximo 10 años y limitado con dos períodos solucionará muchos problemas en el Oriente Medio como la legitimidad, paz social y solidaridad con la nación.

Una constitución pluralista en la que se protegen las diferencias: Mientras la Constitución asegura el poder de la mayoría en un país, al mismo tiempo debe ser una constitución en la que se protegen ciertamente las opiniones y creencias de la minoría. Los derechos y libertades básicos no pueden ser un tema de minoría-mayoría.

Una constitución basada en el estado unitario: Una formación autónoma en Siria no llevará estabilidad. Irak y España son unos ejemplos concretos de esta situación. En una Siria, dividida en comunidades autónomas, por un lado, estas regiones hacen esfuerzos para más autonomía, por otro lado, las fuerzas externas intervienen siempre en los problemas en ese país. Una formación autónoma no contribuirá a la paz y prosperidad puesto que desencadenará siempre la inestabilidad entre las partes diferentes dentro del país. Si cesará la guerra, por supuesto es valiosa una formación autónoma. Pero, asegurar una paz permanente es más posible con la existencia de una formación unitaria en la que se garantizan las diferencias y los derechos y libertades básicos y que se fortalecen las autoridades locales.

Una constitución, que asegura justicia en la representación, estabilidad en la administración y única voz en el poder ejecutivo: La Constitución, por un lado, asegura que diferentes opiniones en la sociedad se reflejan al parlamento, al mismo tiempo, debe hacer posible un poder suficiente fuerte. Pueden ser presidencia o sistema parlamentario en Siria. Si existe un sistema parlamentario, las podres del presidente deben ser simbólicos y representativos. En un sistema en el que son fuertes el primer ministro y el presidente, el país puede convertirse en una situación inmanejables. En esta situación, los factores exteriores pueden utilizar las partes contra el uno al otro y pueden intervenir más en las administraciones.

Una constitución sensible a los valores sociales: La religión es el valor social más importante en el Oriente Medio. En la determinación de las relaciones entre la religión y el estado, los conceptos no nos llevan soluciones en solitario. Son muy aparentes los problemas, provocados por los países occidentales laicos para la humanidad durante la Primera y Segunda Guerra Mundial, los gobiernos de Sadam Husein en Irak y Muamar el Gadafi en Libia, que se pueden considerar laicos, y las dictaduras de algunos países árabes que se alegan que se gobiernan con la Sharia (ley islámica). Lo que más adecuado en este tema es que cada país decida sus relaciones entre la religión y el estado conforme a sus propias experiencias históricas. La historia islámica y la aplicación otomana presentan muchas experiencias para una relación religiosa-estatal liberal y pluralista por el aspecto de los países del Oriente Medio. Lo que es incorrecto para Siria es una constitución que se enmendará en contra de la religión descartando los valores religiosos sea lo que sea su nombre. El estado perderá su legitimidad y respetabilidad social con este tipo de constitución. En esta situación, Siria se enfrentará a una gobernación que no se basa en su nación, y se regresará una vez más la situación actual de los regímenes del Oriente Medio. La constitución hace posible un pluralismo en la valoración de la religión. No debe basarse en una única valoración religiosa como lo existido en Irán y Arabia Saudí.

Una constitución basada en el individuo en lugar de las identidades colectivas: El Oriente Medio es una geografía donde existen mayoritariamente diferentes religiosas, razas, sectas, ideologías y tribus. El hecho de que una constitución se elabore conforme a las identidades colectivas en este tipo de geografía, convertirá el sistema político en una situación inmanejable como lo ocurrido en el ejemplo de Bosnia Herzegovina. Elaborar una constitución a través de las identidades colectivas constantes es un acercamiento que congela la vida. Por eso, la constitución deber ser basado en el individuo. Los individuos por supuesto pueden hacer cada tipo de organización y formación de acuerdo con las necesidades de sus identidades colectivas.

Ninguna guerra durará para siempre. Seas cuanto seas fuertes durante la guerra, los actores, que no hacen preparaciones para el después de la guerra, son condenados a perder en la mesa. Una Siria a formarse de manera equivocada después de la guerra podría convertirse permanente la inestabilidad en nuestra región. Por eso, de ahora deben hacerse estudios polifacéticos, incluso debe elaborarse una constitución, para una región y una Siria donde se aseguren paz, prosperidad y estabilidad. Si no fuera así, los actores globales perderían otra vez después de la guerra.

Prof. Dr. Kudret BÜLBÜL, decano de la Facultad de las Ciencias Políticas de la Universidad de Yıldırım Beyazıt en Ankara



Noticias relacionadas