El proceso de Astaná y la operación de Turquía en Afrin

Es una cuestión de instantes el inicio de una posible operación de Turquía con el ELS contra la formación del YPG en Afrin

El proceso de Astaná y la operación de Turquía en Afrin

Un artículo de Can Acun, investigador de la Fundación de Estudios de Política, Economía y Sociedad, SETA

Se dieron pasos elementales por la reducción de la tensión en Siria dentro del proceso de Astaná que avanza bajo la garantía de Turquía, Rusia e Irán. Eso fue el paso más importante tomado hasta el día de hoy por frenar los conflictos que han cumplido seis años ya en Siria. A través del consenso alcanzado entre los tres estados se proclamaron zonas de desescalada en varios sitios de Siria y se decidió reunir el Congreso Nacional de Paz con la asistencia de todos los grupos étnicos en Sochi. 

Los recientes tiroteos en Idlib, una de las zonas de distensión en Siria está arriesgando el proceso de Astaná. El régimen de Asad y las milicias pro-Asad se hicieron con el control de muchas localidades tras la operación en Idlib reforzada por la aviación rusa. El avance de las milicias pro-régimen, que se acercaron al aeropuerto Abu Zujur, fue frenado parcialmente en el resultado del contraataque de los opositores sirios. El Ministerio de Exteriores turco declaró que la operación de Idlib era contradictoria al consenso de zonas de distensión. Turquía pide a Rusia que pare las operaciones presionando al régimen de Asad. El hecho de que los opositores sirios apoyados por Turquía en Idlib lancen un contraataque podría calificarse como una advertencia para Rusia y Asad.

Mientras tanto, los mensajes del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, consolidaron las previsiones de una operación en Afrin. “La operación podrá comenzar en cualquier instante en Afrin y Manbij. Vamos a destruir los nidos terroristas en Siria dentro de poco”, explicó el mandatario. El portavoz de Falaq al-Sham anunció la predisposición de 20 mil miembros del ELS para la operación militar. Además, Erdogan envió este mensaje: “No se interpongan entre terroristas y nosotros. Al contrario, no tendremos responsabilidad alguna por lo que va a ocurrir. Bajen sus banderas en la base de los terroristas para que nosotros mismos no tengamos que entregar las banderas a ustedes. Arranquen las insignias en los uniformes de los terroristas para que no quedemos obligados para sepultar a quienes se alían con terroristas”. Este mensaje era importante y fuerte para manifestar la determinación del país.

EEUU está planeando fundar un nuevo ejército de 30 mil efectivos humanos en las zonas controladas por el YPG. La iniciativa “Ejército para Protección Fronteriza” demuestra que Washington se ha prescindido de la integridad territorial de Siria y que planea seguir su acercamiento con el YPG hasta después del DAESH. No obstante, Turquía, Rusia, Irán, opositores sirios y el régimen de Asad reaccionaron fuertemente contra el plan de EEUU.

La idea básica del proceso bajo la garantía del trío de Astaná es proteger la integridad territorial de Siria. El plan de EEUU de fundar un nuevo ejército formado por el YPG en la frontera de Siria, Irak y Turquía es totalmente contrario al proceso de negociaciones. Se está observando el aislamiento paulatino de EEUU dentro de Siria por intentar hacer un hecho consumado bajo el nombre combatir al DAESH. EEUU trata de compensar su soledad a través de los países como Arabia Saudí, EAU, países del Golfo e Israel.

Se sabe que los militantes del YPG en Afrin están en contacto cercano con Rusia más que EEUU y que albergan las bases militares rusas. Rusia protegía al YPG además de la protección americana. Llegaron reacciones moderadas de Rusia tras el mensaje del presidente Erdogan. El portavoz del Pentágono anunció que Afrin no forma parte del área de operaciones de EEUU.

Es una cuestión de instantes el inicio de una posible operación de Turquía con el ELS contra la formación del YPG en Afrin. Se conoce la envergadura de la operación, pero posiblemente serán tomadas las regiones alrededor de Afrin para arrinconar el contingente de terroristas. Si bien las zonas colindantes están bajo el control del YPG, la mayoría demográfica se compone de los árabes. El pueblo civil permanece en campamento en la frontera turca porque salieron de sus aldeas debido a la invasión del YPG. El pueblo local solicita a Turquía y el ELS que liberen las localidades en el entorno.

En términos generales nos encontramos con un proceso dinámico en Siria. El proceso de Astaná continúa pese a las complicaciones. Los países garante parece determinados para reconstruir la confianza mutua y seguir este proceso pese a las violaciones del régimen de Asad. Por otra parte, ha llegado una fuerte reacción de Rusia, Irán, Turquía, opositores sirios y régimen de Asad contra el ejército que EEUU planea fundar con el YPG. Es posible que comience la operación de Afrin en cualquier momento conforme a la declaración de Erdogan.



Noticias relacionadas