Bomberos españoles desplazados a Portugal encuentran un ambiente "desolador"

Lo que sí han podido apreciar son las llamas, que han empezado a avivarse con el calor y alcanzan una altura de hasta cuatro metros

Bomberos españoles desplazados a Portugal encuentran un ambiente "desolador"
España envía militares y bomberos para colaborar en la extinción del incendio de Portugal
España envía militares y bomberos para colaborar en la extinción del incendio de Portugal

Seis aviones, 200 militares y 31 bomberos se han desplazado a los seis focos activos

Madrid, 19 jun (EFE).- Los bomberos y el personal sanitario del equipo de Emergencia y Respuesta Inmediata de la Comunidad de Madrid (Ericam), que partió anoche a Portugal para apoyar las labores de extinción del incendio ha encontrado un ambiente "desolador", con un fuego "muy intenso" y llamas de hasta cuatro metros de altura.

Así lo ha señalado en declaraciones a Efe Aitor Soler, oficial del área del cuerpo de bomberos de Ericam que coordina las labores de extinción en Cha de Alvares, la zona asignada, en el centro de Portugal.

El equipo, compuesto de 29 bomberos y tres sanitarios, ha llegado a las seis y media de la mañana a la ciudad de Castelo Branco y desde alrededor de las dos de la tarde trabaja en el citado terreno, una zona forestal con un fuego "muy intenso" a estas horas, pero donde los vehículos han podido acceder "sin problemas".

"No hemos tenido mucha relación con la gente", cuenta.

Lo que sí han podido apreciar son las llamas, que han empezado a avivarse con el calor y alcanzan una altura de hasta cuatro metros.

Horas antes, en esta zona ha caído una tormenta que no ha sido tan fuerte como esperaban, aunque ha dejado el ambiente "humeante".

Soler no había trabajado hasta ahora en ninguna misión internacional, pero sí en la extinción de incendios forestales en la comunidad autónoma de Galicia y las provincias de Valencia y Castellón.

Este lunes estará en el terreno junto con el resto de sus compañeros "hasta que se vaya el sol", aunque no descartan trabajar de noche más adelante.

Permanecerán en Portugal "los días que haga falta" hasta que puedan controlar el incendio, que desde que se desató el pasado sábado ha dejado 62 víctimas mortales.

El convoy madrileño desplazado a Portugal está formado por tres bombas forestales pesadas y otras tres ligeras, un vehículo de mando y de logística y abastecimiento de bomberos de la Comunidad de Madrid, así como una UVI móvil del SUMMA.

La jefa de Bomberos de la Comunidad, Annika Coll, que desde 2008 es coordinadora del Ericam, está pendiente desde ayer de este incendio y hoy no se despega del teléfono móvil que le mantiene en contacto con el responsable del equipo desplazado a Portugal.

"Están acostumbrados a trabajar fuera de su zona de confort", cuenta.

La mayoría tienen "mucha experiencia" en misiones internacionales y todos han recibido formación específica "para poder ser autosuficientes, trabajar con medios justos y coordinarse con otros equipos".

Los miembros que forman parte del Ericam, en torno a 150 en la actualidad, son bomberos, sanitarios del SUMMA y unidades caninas procedentes de asociaciones con convenios suscritos con la Consejería de Presidencia, Justicia y Portavocía del Gobierno.

Todos se han unido a este equipo de forma voluntaria y acuden a una misión cuando es necesario.

En esos casos, el tiempo se resta de sus días de trabajo, pero no reciben una remuneración especial. EFE



Noticias relacionadas